Respira Perú entrega planta de oxígeno al hospital Belén de Trujillo

Viernes, 05 de febrero del 2021

La iniciativa solidaria Respira Perú, liderada por la Conferencia Episcopal Peruana, la Sociedad Nacional de Industrias y la universidad San Ignacio de Loyola, entregó una planta de oxígeno medicinal al hospital Belén de Trujillo, para la atención de pacientes en la unidad de cuidados intensivos por cuadros graves de covid-19.

El arzobispo de Trujillo y presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, monseñor Miguel Cabrejos Vidarte, fue el encargado de bendecir la planta de oxígeno, que funcionará en calidad de cesión en uso al referido establecimiento de salud.

Destacó la iniciativa de Respira Perú, cuya inspiración permitió la adquisición de otras plantas en la arquidiócesis de Trujillo, por medio de Respira Trujillo, Respira Virú, Respira Otuzco; además de otros lugares de las jurisdicciones eclesiásticas del país. “Es como un grano de arena en este mar inmenso de oxígeno que se necesita”, comparó.

La directora del nosocomio, Rosa Karina Hernández Bracamonte, agradeció profundamente el liderazgo de la Iglesia y a cada una de las personas que colaboraron con sus aportes, sus trabajos técnicos y los múltiples esfuerzos que han hecho posible esta realidad.

“Hoy recibimos este valioso aporte para la salud liberteña de parte de Respira Perú, consistente en una planta de oxígeno medicinal con capacidad de 13.5 metros cúbicos por hora, ya instalada, que alcanza una pureza de producción del 95 % de oxígeno medicinal”, expresó.

Buen uso

Tras comprometerse en el adecuado cuidado y buen uso de la planta de oxígeno, Hernández Bracamonte dijo esperar conseguir el financiamiento para adquirir el sistema de llenado de cilindros.

La autoridad religiosa y la directora procedieron a la ceremonia de bendición de la planta del insumo medicinal, ubicada en uno de los ambientes acondicionados del nosocomio trujillano.

El hospital Belén de Trujillo cuenta con un pabellón covid-19 con 28 camas UCI. Según indicó su directora, siguen llegando pacientes muy graves. “Se han escalado las estadísticas en proporciones mayores en paralelo a la primera ola”, alertó.

Fuente: Página web de ANDINA.