Perú, el país que no deja de "respirar" gracias a la mano de la Iglesia

21 de diciembre del 2020

Respira Perú, la campaña de la Conferencia Episcopal Peruana, la Sociedad Nacional de Industrias (SNI) y la Universidad San Ignacio de Loyola (USIL), volvió a ser noticia. Esta vez a través de la entrega del primer Centro de Atención Temporal de Oxigenación (CAT-02).

Según informa por estas horas la propia CEP, el distrito favorecido ha sido Rímac en Lima. Y esto, como fruto del amor y la colaboración de muchas personas, instituciones y empresas.

Es que desde que estalló la crisis del coronavirus en Perú, país que actualmente tiene más de 37.000 personas fallecidas y el número de casos positivos se aproxima al millón, el tema del oxígeno has sido uno de los más preocupantes. No en vano, en ese país, algunas personas hasta han sido reconocidas como ángeles del oxígeno.

Como olvidar, por ejemplo, las historias de Luis Barsallo o Mario Romero. Y todo, por una actitud frente a la alta demanda del insumo a través de ventas a precio justo.

Atención hospitalaria temporal

Los meses pasaron y el compromiso de la Iglesia en Perú para que no haya gente que siga muriendo por falta de oxígeno parece latente. En los últimos meses, a través de Respira Perú, fueron muchas las acciones y beneficiarios.

El caso más reciente, como recuerda en su web la Iglesia, es el que se dio a través del “sistema de atención hospitalaria temporal dentro de la Atención Primaria de Salud, diseñado por la Carrera de Medicina Humana y la Facultad de Ingeniería de la USIL”.

En ese sentido, se recuerda que la finalidad es atender a pacientes con sospecha o diagnóstico de coronavirus que tengan insuficiencia respiratoria leve o moderada. Más específicamente, quienes no requieran de una hospitalización a un “nivel más complejo” y puedan ser atendidos de manera temporal.

También está previsto que los pacientes que sean dados de alta puedan tener un seguimiento desde sus domicilios gracias al apoyo permanente de equipos profesionales.

Más acciones para mitigar la pandemia

Una de las organizaciones que han respaldado esta iniciativa es el propio centro educativo vinculado a la Compañía de Jesús en Perú, la USIL.

Raúl Diez Canseco Terry, fundador y presidente de este grupo educativo, recordó que el reciente inaugurado es el primer centro de oxigenación del país. Algo, prosigue, que marcará la ruta para seguir implementando otros en colaboración con las autoridades sanitarias.

Es que, básicamente, a través de esta contribución, se busca que cada vez menos personas ocupen camas de Unidad de Cuidados Intensivos. Una manera, en definitiva, de favorecer a que no haya saturación.

De esta manera, las acciones continúan y en los próximos días habrá otras inauguraciones. De momento, Perú sigue respirando y en eso la Iglesia, junto a otras organizaciones, están brindando un gran aliento.

Fuente: Página web de Aleteia.org